domingo, 21 de marzo de 2010

A veces al niño mimado no hay como complacerlo, le molesta todo hasta que lo eviten...Es impredecible, egoista y serio. La mejor solución (eso es lo que dicen y lo que hacen) es ignorarlo, no hablarle, ni mucho menos ocupar su espacio y claro a mi me costo, porque el silencio era para darle la razón, pero esa es la solución...Dejar al niño mimado llorar hasta que se le pase solito y sin molestarlo, que viva su mundo...
Mejor ser ingenua y pensar que algún día se le pasara... pero lo más problable es que ni siquiera se de cuenta de reconocer sus errores...

Hay que quererlo como es...

jueves, 18 de marzo de 2010

Todo se a movido en el último tiempo, menos yo

(Quintero, febrero 2010)

Espero que volvamos a disfrutar del mar y la arena, sin cometer los errores de antes...




(Santiago, febreo 2010)

Cuando la tierra se sacude, el polvo se eleva al cielo y a la mañana siguiente del terremoto me quedo con estas imágenes...